¿Quieres aprender patronaje?

Si eres principiante y no tienes ningún conocimiento en patronaje, te recomiendo que leas este post. Y tu camino para aprender patronaje será más fácil para ti.

Introducción

El arte de la costura comienza con el dibujo y trazado del patrón. El éxito de una prenda bien hecha, radica en un patrón perfecto. Si partimos de un patrón con errores, nuestro proyecto será un fracaso y muy difícil de arreglar.

Si te gusta la costura, te invito a que aprendas patronaje. Tener conocimientos en patronaje, te servirá para

diseñar cualquier prenda que te propongas

modificar y adaptar patrones de revistas

y sobre todo hacer ropa a medida.

“Cualquier prenda que te realices a medida te sentará como un guante”.

Patrones base

En la industria de la confección existen los “patrones base” de las prendas principales; cuerpo, manga, falda y pantalón. Los patrones base representan el cuerpo con las medidas de una persona o de una tabla de tallas sin ningún diseño.

Es a partir del patrón base, donde se realizan las transformaciones necesarias para crear un modelo o diseño de prenda.

Técnicas de patronaje

Existen cientos de métodos para hacer patrones, todos son buenos y a cada uno, hay que situarlos en la época en que fue desarrollados, dado que el patronaje de 1900, 1930 o 1950 hablan de un cuerpo muy distinto al de hoy en día. Es por eso, que el patronaje debe actualizarse al menos cada 7 o 10 años. De lo contrario se vuelve obsoleta. Hay que tener en cuenta que el cuerpo cambia con la alimentación, la gimnasia y hasta con la cirugía estética.

Después de experimentar con varias técnicas de patronaje, sin duda alguna me quedo con la técnica de Hermenegildo Zampar. Para mí, esta técnica es la mejor porque;

  • Es muy fácil de aprender
  • Es una técnica que no requiere de muchas medidas
  • A la hora de realizar las transformaciones de un diseño, se realizan en el patrón base trasero (transformaciones de holgura de prenda, largo deseado, retoques de escote, hombro, sisa…). Luego, a partir de ese trasero transformado se dibujará el delantero, que automáticamente calcará las modificaciones anteriores.

Esta particularidad del sistema de Hermenegildo Zampar evita errores en las modificaciones de los trazados, haciendo que siempre coincidan las piezas en las costuras.

Es necesario aprender a dibujar la base delantera del cuerpo, falda, pantalón y manga. Para después saber dibujar los delanteros a partir del trasero transformado. Pero, las bases delanteras de cuerpo, falda, pantalón y manga una vez dibujadas ya no se utilizarán más. Estas bases nos servirán si queremos realizar una toile de prueba y comprobar que las medidas que hemos tomado son correctas. Con la toile de prueba, nos aseguramos que las medidas son perfectas y que cualquier modificación que hagamos en el patrón, quedarán cómo un guante a la persona que estemos realizando la prenda.

Correcta toma de medidas

A la hora de trazar un patrón lo más importante son las medidas. Tomar mal las medidas, darán cómo resultado un patrón mal hecho.

Por eso, te recomiendo que practiques mucho este punto hasta que lo domines completamente.

Holguras en el patrón

Según la técnica de Hermenegildo cuando realizamos los patrones base, debemos dar unos cm de holgura. Esos cm de holgura, no son holguras de la prenda. Es la holgura necesaria que debe tener el patrón para que pueda abrocharse en el cuerpo de la persona.

Luego, cuando realizamos las transformaciones,dependiendo del tipo de prenda que queramos hacer, deberemos dar una holgura u otra.